Paola Troncoso

Estudió Actuaría y la ejerció hasta antes de ser mamá. Este hecho la motivó para especializarse como Health Coach.


Estudió Actuaría y la ejerció hasta antes de ser mamá. Este hecho la motivó para especializarse como Health Coach, pues sus pequeños nacieron con problemas de salud. “Era difícil que crecieran, que tuvieran hambre y otras cosas, así que tomé la decisión de investigar cómo darles de comer de modo muy nutritivo. Estudié en línea en una escuela neoyorquina muy reconocida y me certifiqué en el Institute for Integrative Nutrition (IIN)” y después Paola fue descubriendo que podía compartir sus conocimientos con familiares y amigos.

¿En qué consiste el sistema child friendly?

Nuestra vecina enfrentó muchos problemas para sortear la infancia de sus hijos, sin embargo, se esmeró en aplicar sus conocimientos en nutrición saludable y le ha dado resultados muy positivos. “Finalmente, en casa, toda la familia decidimos adoptar un estilo de vida saludable, ahora yo cocino y, sinceramente, estoy educando el gusto y paladar de mis hijos. Se requiere de paciencia y de conocimiento, en general, voy dándoles nuevos alimentos y poco a poco van probando todo” nos explicó acusando que las mamás son quienes procuran el bienestar de los hijos y las responsables de enseñarles hábitos alimenticios.

Paola puso en práctica un sistema llamado “child friendly” que es integral y amigable con los pequeños, donde además de la alimentación se procura la actividad física y la salud emocional de los hijos en el seno familiar. “Para los hijos es primordial el buen ejemplo; ellos van al fútbol, pero en casa, mi esposo y yo también nos ejercitamos, yo practico yoga y todos comemos lo más saludable posible. Por ejemplo, si les decimos ‘no refrescos’ es para todos, no puedo pedirles hacer algo que no vean en sus padres” y eso se complementa con clases de inteligencia emocional que les imparten en el colegio. De esa forma, recomienda a las mamás darle a los hijos el beneficio de expresar sus sentimientos pues, agregó, se vale que estén tristes o enojados, pero también ayudarlos a descubrir el por qué y enfocarlos a superarlo.

Come de acuerdo al tamaño de tu mano

Nuestra vecina aceptó que no es nada honroso que México siga ocupando el primer lugar en obesidad infantil. Antaño, asintió, es cierto que se educaba a los hijos a terminarse todos los alimentos que se les ofrecían. “Hay un problema muy delicado con las raciones, es vital, pues cada niño requiere porciones acordes a su edad. Es fácil hacerlo, hay que medir su puño y a eso equivale cada porción de alimento que debe comer. El estómago de ellos es proporcional al tamaño de su mano” e hizo hincapié en medir las raciones -tanto para adultos como para niños- de la siguiente manera:

“Estar saludable y adoptar un estilo de vida integral requiere de esfuerzo, debes investigar, saber, querer y estar preparado para hacerlo lo mejor posible”.

Te invitamos a descubrir en las próximas ediciones más consejos saludables y recetas compartidas por nuestra vecina.