Sebastián Cardós

Obtuvo 1er lugar de Ajedrez en el XXV Torneo Preuniversitario Anáhuac.

Desde hace tres años, en su tiempo libre empezó a jugar ajedrez tanto con su hermano como con su abuelo. “Mi abuelo siempre me criticaba porque decía que no me fijaba bien y por eso no podía ganarle ninguna partida; luego, me regaló el libro ‘La historia del ajedrez’ y aprendí técnicas y jugadas inteligentes. Su mejor consejo es que nunca mueva una pieza bajo presión y sin pensar en las consecuencias, que adivine los movimientos de mi contrincante y piense antes de actuar” y eso, además de concentrarse, lo ayudó a finalmente ganarle a su abuelo viviendo la experiencia como algo increíble.

Nos mostró las 36 piezas de ajedrez desde su tablero y nos explicó que cada jugador tiene 16: 1 Rey, 1 Dama, 2 Torres, 2 Alfiles, 2 Caballos y 8 Peones, por regla inician las figuras blancas; ninguna pieza debe moverse a una casilla ocupada por otra del mismo color, la frase ‘jaque mate’ significa “el rey está atrapado” y es el objetivo del juego.

Sebastián planea estudiar la carrera de Astrofísica o Ingeniería Aeroespacial. “Me encantan la Física y la Química, el espacio sideral es enigmático, me gustaría ser investigador, incluso en la NASA, me gusta descubrir cosas, proponer y aprender”.

¿Jaque mate a las adicciones?

A sus 17 años, considera que jugar, tener una pasión y tener claro el proyecto de vida que deseas, son buenas formas de mantenerte lejos de éstas.

“Yo no fumo, ni tomo ni consumo drogas, lamento mucho cuando alguien lo hace pues es algo tonto tener que pagar para morirte. En la vida tienes que analizar todo, tomar conciencia de que lo que hagas tiene consecuencias”

Aconsejó a los jóvenes que hagan lo que les apasione buscando ser los mejores, ir a la escuela con gusto, pensando en que hay cosas divertidas que puedes hacer con tus amigos, como ir al cine, jugar video juegos o escuchar música.