Tras la lente de Marian Bliss

Marian Bliss Blake llegó a nuestra zona hace siete años, tras residir en Estados Unidos y ejercer su profesión como fotógrafa de retrato y especializarse. Quiso educar a sus hijos bajo valores mexicanos por lo cual habilitó su propio estudio dedicándose a fotografía New Born, destacando la belleza natural de los bebés.

Eligió esa especialidad porque como mamá, vió crecer muy rápido a sus hijos y se perdió de capturar parte de su infancia, dijo Marian mostrándonos su estudio y el entorno natural que rodea su hogar.

Jorge Nava y Marian Bliss

Anahí


De México para el mundo

Hace dos años la contactaron de la PPA (o Professional Photographers of America) que agrupa a 30,000 socios, donde ella se había certificado realizando el Craftsman of PPA (foto artesanal). Ahí conoció al fotògrafo Erik Vicino, a quien luego invitó al “Súper One Day” que organizó en nuestra zona en el 2014 y de ahí surgió un grupo sólido de fotógrafos. “En uno de mis viajes me contactó el director del Com

ité Canadiense y me impulsó a formar el Comité Fotográfico Mexicano para participar en la Copa Internacional de la Fotografía donde compiten por las 18 mejores imágenes por país en categorías de retrato, boda, naturaleza, reportaje, arte digital y comercial ”. El año pasado lograron que los fotógrafos mexicanos quedaran en el 5º sitio; sin embargo, este febrero del 2017, en Japón, ascendieron al 1er lugar, en la categoría de Paisaje, gracias al talento de Pepe Soho quien ganó con su imagen “Believe”.

En esta conversación estuvo el fotógrafo Jorge Nava, quien forma parte del comité nacional y coincidió con Marian: “Formamos un grupo que cree en México y en que la unión hace la fuerza y lo estamos demostrando ante el mundo entero”. Marian se dijo orgullosa de que la foto de paisaje de su amigo ganador es admirable; considera a Soho especialista en el manejo del color, la nitidez, y capaz de dominar la luz natural.

Fotografía con causa

Marian es creyente, sensible y apasionada para darle sentido a su trabajo. “Por referencia de una mamá cuyo bebé nació con labio leporino al cual retraté, conocí a José Mayan, cirujano plástico que corrige esa situación y también hace labor social con pequeños de bajos recursos. Quise regalarle un estudio aquí en mi casa y mi jardinero me indicó que su sobrina de cinco años de edad, quien vive en Oaxaca, tenía esta condición y lo apoyamos para que la operaran. Durante los meses que cuidé a la pequeña Anahí le tomé fotos del antes y después y me inspiró a continuar con esa labor” detalló aceptando que es una labor muy grata porque muestra la real esencia de los bebés nacidos así.

Marian finalizó contándonos que admira a Kelly Brown (fotógrafa australiana y con quien tomó un taller), a Lubezki y al propio Soho. Sus películas favoritas por la fotografía son “Los miserables” y obviamente “Revenant”.