“Santa existe y está en…”

Hace 1 año nos alistábamos para ir a Galerías Atizapán a ver a Santa y tomarnos la tradicional foto con aquel personaje de barba blanca. Llegamos al lugar, pero ¿cómo ir a visitar a Santa sin llevarle un presente? Acudimos a la famosa tienda departamental a comprarle un obsequio que pudiera utilizar en esta fría temporada. Encontramos una taza morada para que tomara su chocolate caliente cada mañana, preparado con inmenso amor por mamá Claus. Santa estaba feliz por su obsequio y lo agradeció ¡MUCHO! Mis hijos se sentían emocionados de recibir tantos apapachos de parte de aquel mágico personaje. n

A un año de distancia, mi hijo mayor acaba de cumplir 11 años y poco a poco se convierte en un joven adolescente; mi esposo y yo, pensamos que había llegado el momento de revelarle la verdad. Con mucha incertidumbre aguardamos el momento indicado… Ayer por la tarde acudimos a la misma plaza en búsqueda de hermosas decoraciones para llenar de color nuestra nueva casa y cuál fue nuestra sorpresa, al llegar, vimos que Santa ya estaba ahí. Mis hijos no lo pensaron dos veces y decidieron ir a tomarse la tradicional foto. Así que pagamos y aguardamos nuestro turno. Diez minutos después, ya estábamos los tres junto al gordito panzón.

—¡Ho, ho, ho! —Nos saludó efusivo. Me acerqué a él, lo abracé y le dije al oído: “Joel y Sara”, para que los llamara por su nombre.

—¡Ho, ho, ho!, Joel y Sara ¡Cuánto han crecido! Todos los días uso mi tazón que me regalaron el año pasado y siempre me acuerdo de ustedes”.

¡Yo me quedé con el ojo cuadrado y la boca abierta! No lo podía creer: el gordito panzón se acordaba de nosotros y de aquel tazón morado.

—¡Sí!, todos los días lo uso y pienso en ustedes. Recuerdo su intención de traerme deliciosas galletas, pero ese día el coche se les descompuso y lo dejaron en casa y las olvidaron, por eso me compraron otro obsequio: el tazón morado.

¡Todo lo que ese gordito decía era verdad! Hace un año nos subimos al coche, antes de salir de nuestro fraccionamiento y escuchamos ruidos inusuales, decidimos dar media vuelta y dejar el auto en casa. Llevábamos una hermosa caja de galletas, porque no suelo llegar con las manos vacías a ninguna parte. En nuestras prisas por salir, se nos olvidaron las galletas en el carro y nos dimos cuenta hasta que llegamos a la plaza, por eso decidimos buscarle otro obsequio y encontramos una taza color morada para que bebiera su chocolate.

Cuando llegamos con él, mis hijos se apresuraron a contarle el incidente del carro, de las galletas, del tazón y le explicaron con lujo de detalle todo lo sucedido: el carro descompuesto, el humo que salía de este, las galletas, el nuevo obsequio. ¡TODO! Y, 365 días después, aquel hombre de barba blanca, de sonrisa contagiosa, de panza redondita recordaba a mis hijos y la anécdota de aquel frio día de noviembre 2013. ¡Quedé impactada! No sabía ni qué decir.

-“Mami, hoy sí estoy seguro. ¡Santa, el de la plaza es el verdadero! Se acordó de nuestros nombres y del regalo que le dimos el año pasado” dijo mi hijo de 11 años. Así que pensé: “¿Revelarle a mi hijo la verdad? ¿Cuál verdad? ¡Santa existe y está en Galerías Atizapán!

Familia Alonzo

Colecta de ropa invernal para población necesitada

Mi nombre es Jonathan Betancourt y les escribo para que nuestros vecinos nos ayuden a ayudar. Estoy organizando una colecta de ropa, sólo por el gusto de apoyar a alguien en esta época de frío, y poder convivir con la gente de la Sierra que es gente de escasos recursos. De hecho, tengo contemplada una segunda parte de esto, la cual consta de juntar juguetes para el 6 de enero.

La colecta la estamos haciendo con nuestras amistades en facebook y es muy probable que también organicemos algún concierto con amigos DJ's para que la gente entre a cambio de una prenda o algo para donar. Tenemos diferentes centros de acopio en nuestras casas, incluidas las de nuestros amigos en Satélite y aquí en Zona Esmeralda. Ojalá que nuestra comunidad nos apoye a ayudar a los más desfavorecidos.

Jonathan Betancourt. ( Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla )

Christian Dessireé De La Fuente Cruz ( Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla )

Fomentemos la educación vial

Buenas tardes:

Yo tengo aproximadamente seis meses de vivir en Zona Esmeralda, aunque mi familia reside aquí desde hace unos 20 años. He visto que ustedes son una publicación seria y llegan a toda esta zona, teniendo reportajes muy buenos, por lo que quería pedirles buscar alguna forma para que reflexionáramos sobre lo que significa la Educación Vial. Desde que vivo aquí, me he dado cuenta que no puedes pasar en ciertas zonas, pues te avientan el coche, no se respetan los límites de velocidad dentro de los fraccionamientos. Me gustaría, de ser posible por medio de ustedes, se pueda solicitar que se haga algo con el tope llegando a la Parroquia de San Fernando, ya que si sales del club de golf rumbo a Hacienda, te puedes quedar ahí y es difícil cruzar la avenida, y sucede lo mismo en la intersección, frente al Tecalli, y así les podría nombrar muchas zonas más.

Me decidí a escribir al respecto y pedir que reflexionemos, porque siempre nos quejamos pero no hacemos nada. Considero que, si de por sí, la situación de nuestro querido México está imposible, por lo que somos nosotros, los ciudadanos, quienes debemos empezar a actuar. Y una de las muchas cosas que debemos hacer, es empezar por tener esa educación.

Otro asunto inquietante es ¿cómo se ha permitido la destrucción de la zona, con tanta construcción? Lo sabemos, es un beneficio de unos cuantos, a esos constructores y los que dan los permisos. Pero creo que debemos exigirles pasos peatonales, ya que las personas NO pueden cruzar.

Espero que se pueda publicar algo, y así empezar a crear conciencia en los que vivimos en esta zona para conservarla en buenas condiciones.

Gracias por su atención.

Myrna Magdub

Saludos desde Canadá

Nuestro vecino Christian Aguilera logró realizar estudios de Arte y Dibujo en Montreal Canadá. Desde allá, nos envió muchos saludos y fotografías de los lugares que ha visitado, como Toronto, Whitby en Ontario, Kingstone, Wolfe Island, las cataratas del Niágara, entre otros. Si tienes algún proyecto interesante, compártelo con nosotros a través del mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

«InicioAnterior123456789SiguienteFin»

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL