Zanja peligrosa


Srs.  de

Seguramente todos los que transitamos en Zona Esmeralda por la calle aledaña a Walmart y los condominios de al lado, habremos pasado y esquivado la zanja peligrosa de esta vialidad. Nos damos cuenta que aunque lleva más de 2 años abierta;  nadie ha hecho lo conducente para taparla. Cualquier vehículo que llegue a caer ahí perderá las llantas delanteras y hasta la suspensión.

Suplico a Nuestro Medio haga llegar esta reclamación a las autoridades correspondientes para que procedan a taparla o ponerle rejas y mientras tanto, poner aviso de “zanja abierta” para evitar más daños a los automovilistas y sus vehículos.

Gracias.

Edgar López González Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Colono de Condado de Sayavedra.

¿Conciencia o educación canina?


La calle de Bosque de Olinalá es un asco. No se puede caminar por las banquetas ya que los perros, y la irresponsabilidad de sus dueños, la han tomado de “Baño para mascotas”.

Por comodidad, los dejan hacer sus necesidades y no recogen sus desechos. Además de la mala imagen y el olor, producen problemas de sanidad que podrían desatarse. ¿Tendremos que educar a nuestras mascotas, o a nosotros mismos?

Este es un tema al que habríamos que sumarle que, en los lotes baldíos que circundan las obras, los albañiles los ocupan como W.C.

Federico Amaya

Tiradero clandestino
Buzón


La verdad es que si es preocupante. Creo que la educación en México cada día está peor, necesitamos hacer algo para no tocar fondo, por lo que, los molesto con otro asunto del cual también creo que han dado cuenta, igual de molesto y preocupante. El otro día, haciendo ejercicio por el mismo camino, Bosque de Olinalá, nos percatamos de la existencia de un camión tirando cascajo en terrenos que —supongo— no son de ellos.

No queremos acusar a nadie sin pruebas, pero sería bueno investigarlo. ¿No creen? Saludos.

Federico Amaya

Otra de perros

Hace un año llegué a vivir con mi familia a Bosque Esmeralda; la calle de Bosque de Olinala estaba limpia. Sin embargo, en este tiempo hemos visto cómo crece el número de vecinos y por supuesto, el número de perros. Por desgracia, la gente no está acostumbrada a recoger los deshechos de sus perros y esta calle se ha vuelto imposible de caminar —tengo fotos. Nosotros tenemos tres perros que tratamos de sacar todos los días a pasear y ejercitar, siempre salimos con nuestras bolsas de plástico biodegradables para recoger lo que nuestros casi hijos hacen en la vía pública. ¿Qué podemos hacer para colaborar con ustedes y hacer conciencia del problema? Sabemos que no solo es la suciedad, sino la salud de la comunidad la que se pone en riesgo.

Federico Amaya

«InicioAnterior123456789SiguienteFin»

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL