Carta al Ángel de la Navidad


“Año con año, escribo este mensaje que quiero compartir con todas las familias de nuestra zona y que me ayuda a enfocar mi energía en los objetivos que me propongo. Lo nombro ‘Carta al Ángel de la Navidad’ y la escribo cada 21 de diciembre, después del atardecer, con un mensaje positivo que plasma mis deseos como si ya estuvieran cumplidos. Primero, sugiero te dejes guiar por tu intuición para hacer el momento tuyo, acomoda el espacio a tu gusto, enciende velas e incienso, escucha música inspiradora y reflexiona con gratitud. Invita a tus seres queridos para que cada quien redacte su carta, única y personal. Recuerda manifestar en presente tus palabras, proyectos y nuevos comienzos y sé específico: si quieres paz y felicidad, enuncia concretamente qué situaciones quieres que te den paz y felicidad.  Agradece el año que estás a punto de terminar pues la gratitud es un motor muy poderoso. Al terminar, guarda la carta en un lugar especial, vibra el resto del año tus palabras escritas en tu mente y en tu corazón, enfócate en realizar acciones que te lleven a tus objetivos. El 21 de diciembre de 2014, abre tu carta del año anterior  y sorpréndete de lo creado y escribe la nueva historia”.

Bertha Patiño

Intento de asalto frustrado gracias a nuestra policía


"Estimados convecinos, es muy importante que sepan esto. Si vienes subiendo por la avenida Jiménez Cantú, entre la cortina de la presa y donde se convierte ésta a tres carriles, especialmente en las horas a la que vas a " vuelta de rueda " por las obras de la CFE, ten mucho cuidado, principalmente si ves caminando de bajada gente entre la montaña y la vialidad. El lunes pasado me intentaron asaltar dos sujetos, arma de fuego en mano. Afortunadamente logré salir del problema sin percance que lamentar más que el susto, pedí ayuda a nuestra oficina de vigilancia, quien rápidamente habló al comando de la policía de la zona, quienes montaron un operativo de inmediato, pero sin lograr la detención de nadie. Sin embargo, ahora he visto más movilización de patrullas por ese rumbo. No está de más poner de nuestra parte, por un lado la precaución y por otro lado la solidaridad vecinal que consiste en dar facilidades y apoyo a quien veamos que esté sufriendo intentos de asalto. El propósito de compartirles esta experiencia es que no les tome por sorpresa esta situación.”

Saludos y cuídense mucho

Javier E. Linares

Vecinos de Chiluca

 

 

“Alto a la agresividad y violación de derechos humanos”


Estimados señores: el 02-09-2013 a las 7:20 am, en la parada de camiones escolares, al lado del Sherwood, bajamos de nuestra camioneta para subir a nuestro pequeño al camión escolar. Ahí se nos acercó el tesorero de la asociación de colonos, Radaméz Jiménez y de modo tajante nos exigió que nos moviéramos a otro lugar. Mi esposo le contestó que nuestro hijo no iba a poder alcanzar el camión si nos movíamos, pero él gritó —“nos va a dar a la madre si no nos largamos de allí inmediatamente”— y envió a un policía, lo que considero una violación de derechos humanos, discriminación y agresividad que en el futuro podría convertirse en balazos de la entrada.

El presidente de la asociación hasta el momento no nos ha atendido, aún y cuando somos colonos activos. ¿A quién estoy encomendando el pago por el mantenimiento del fraccionamiento?

Colonos: es la hora de poner alto a la agresividad y violación de derechos humanos en Sayavedera. ¿No bastan las experiencias que hemos vivido? ¿No pueden llevar a cabo la logística de transporte escolar de manera humana, inteligente y sobre todo segura?

Angelina

Los taxistas de Sayavedra


Me apena mucho compartir esto con ustedes, pero deseo que lo difundan, y yo haré lo propio con mi Asociación de Colonos de Sayavedra, por el bien de nuestra seguridad. El domingo pasado tuvimos una urgencia y mis hijos tuvieron que llevarse mi auto para atenderla. Por salir de prisa, no tuve precaución de llevar dinero en efectivo para regresarme y en mi bolsa traía solamente $15, suficiente para pagarle a uno de los taxis que te llevan dentro del fraccionamiento de Sayavedra. En el paradero estaba formado un trabajador que me dijo llevaba media hora esperando, así que le pregunté al taxista si nos podía llevar y nos contestó —tumbado desde su asiento y tomando el sol— “¡Ahorita que se llene!”. Me dio mucha pena pues él llevaba prisa para entrar a trabajar… y aún así, pasó otra media hora sin que llegara alguien más a la fila. Total que yo decidí irme caminando por todo el boulevard y, hasta 20 minutos después, vi pasar finalmente al taxi. ¡Cómo es posible que los colonos activos apoyemos a este tipo de taxistas que juegan de esa manera con el tiempo de los usuarios! A mí me benefició caminar, ¡pero el pobre trabajador llegó casi hora y media tarde! Ojalá nuestra asociación o quien les dé permiso a esos taxistas de andar por nuestro fraccionamiento les llame la atención para que su comportamiento y sentido común sea más humano.

Carolina Martínez

Vecina de Sayavedra

«InicioAnterior123456789SiguienteFin»

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL