Paulina Leal de la Torre

Nuestra vecina patina en hielo desde 1995 y toda su vida ha sido orgullosamente sateluca. Actualmente es Head Coach del área de Patinaje Artístico de la Pista de Hielo Parque Lomas Verdes y su mayor orgullo, es formar patinadores que compitan en torneos internacionales.

Paulina patina en hielo desde que tenía 10 años de edad, cuando se hacían las sesiones públicas en la actual Pista de Hielo Parque Lomas Verdes y acompañada por sus primos. “Vi a las chavas haciendo sus figuras y me propuse patinar como ellas. Desde entonces me inscribí y no he dejado de patinar”.

La atleta tuvo varias maestras y conforme fue avanzando de niveles, se fue a Estados Unidos. “He tomado cursos con estadounidenses, rusos, canadienses y todos han formado parte vital de mi crecimiento en el patinaje, complementado con deportes externos”.

 

Sueños de hielo

De acuerdo al nivel que tengan, Paulina entrena a sus alumnos con diversos acondicionamientos físicos. Los más pequeños o pequeñas, porque en su mayoría son mujeres, saltan la cuerda o suben y bajan escaleras, pero las de alto rendimiento, hacen ejercicios en el gimnasio, como Crossfit o TRX y bailes como ballet, jazz o danza contemporánea.

“Las rutinas suelen durar de un minuto y medio a tres minutos y medio, dependiendo del nivel;  debes de cubrir de ocho a doce elementos e ir sincronizado a la perfección con la música. Si te caes, te tienes que levantar, porque la música no se detiene”.

Al percatarse de su talento, los entrenadores invitaron a Paulina a competir y de esta manera, poco a poco fue adquiriendo más experiencia en el deporte que la apasiona. “Cuando entré a la universidad, fue más difícil seguir ese ritmo y entonces decidí comenzar a dar clases”.

 Legado deportivo

Aunque la ahora profesora de patinaje estudió Diseño Industrial, el patinaje artístico sobre hielo es uno de los más grandes amores de su vida, al igual que su familia. “Doy clases y dirijo la escuela de patinaje artístico y también tengo una hija de cinco años que ya viene a la pista”. Uno de los mayores retos de la deportista fue su primera competencia internacional en Chicago, E.U. al percatarse que aunque en México estaba en el primer lugar del ranking, los competidores extranjeros tenían un excelente nivel. “Al final todos competimos contra nosotros mismos y lo más importante es nuestra superación personal”.

Cuando Paulina terminó la prepa decidió irse un semestre a entrenar a Estados Unidos, sin embargo una lesión en la columna frenó su carrera y le impidió seguir compitiendo a nivel profesional.

Pero eso no le ha impedido continuar en las pistas de hielo como una extraordinaria entrenadora de alumnos que la han llenado de orgullo. Actualmente Paulina tiene 190 alumnos que toman clases en la pista y también hay una escuela de adultos. “Mis planes para este año, es que la escuela de patinaje crezca al doble o triple y llenar esta pista. Y que al final toda la gente de Satélite sepa que aquí hay una pista de hielo. SI practicas y conoces este deporte, en verdad te cautiva”.