La libertad del color

Nuestra vecina, la gran pintora Gabriela Abud, es una artista mexicana de ascendencia libanesa que ha logrado desarrollar un estilo pictórico figurativo muy personal con una marcada tendencia impresionista en sus óleos y acuarelas. Como alumna de los Maestros Luis Nishizawa, Alfredo Guati Rojo y Demetrio Llordén, ella también ha logrado crear coloridas obras de manera magistral y ha exhibido sus cuadros en varios países del mundo

Gracias a la visión que tuvo el padre de Gabriela Abud, la artista plástica tuvo la oportunidad de cultivar su talento y aprender a pintar cuando estaba en la secundaria. “Trabajé durante tres años como copista de los pintores clásicos. Llegué a copiar obras de Rembrandt, Camille Corot, Francisco de Zurbarán y en general de todos los grandes maestros de la pintura universal”. Fue precisamente en ese momento en el que la pintora aprendió a utilizar la técnica para reproducir sus colores, empastes y detalles. Para ese entonces ya tenía experiencia con el óleo, pero llegó a sus manos una caja de acuarelas que la motivó a estudiar este procedimiento durante más de seis años.l


Inspiración Mesoriental

Para la artista, los ingredientes principales de una acuarela son transparencia, luminosidad y espontaneidad. “Con la acuarela, no se trata de hacer un dibujo y luego iluminarlo, hay que perfeccionar el método”.

Una de las grandes vetas creativas a las cuales Gabriela ha recurrido han sido todos los temas mesorientales, debido a sus raíces familiares. Especialmente de Líbano, país de su padre y sus abuelos en donde ha expuesto su obra en la Universidad Americana de Ciencia y Tecnología en Achrafieh y en la Universidad del Espíritu Santo en Kaslik, Campus Beirut.

“He sido profesional desde hace más de 20 años, maestra de pintura de adultos y niños y también he dado talleres. En abril daré un taller de acuarela en el Museo José Luis Cuevas y también se realizará una exposición en la que yo participo por el Día Mundial del Arte. Recientemente

estuve en Celaya porque tengo una exposición en la Universidad Latina de México, llamada Amalgama Pictórica”. El 1 de  abril, Gabriela también expuso en Plaza Loreto con una exhibición que se llama “Líbano, Crisol de Culturas”.

Durante su aprendizaje, la pintora ha practicado el plenairismo o plein air, referido a la pintura au plein air o pleinairista (del francés plein air) que es un término pictórico equivalente a hacer pinturas al aire libre.

La artista plástica también se ha especializado en figura humana, sobre todo en desnudos y en temas mexicanos. “He pintado tehuanas, niños huicholes y todo ese colorido en realidad lo hago con mucho cariño, respeto y admiración a esas personas. En general mi inspiración proviene de todo lo que me rodea”.

"Mercado Árabe"
Acompañada de sus obras "Bosque de cedros en Líbano" y "Dignidad Tarahumara"


Contrastes y Realidades

A propósito de la celebración del Día del Niño y en el marco del festejo del Día Mundial del Arte, Gabriela creó un magnífico cuadro llamado “Contrastes y Realidades” en el que retrata distintas escenas con situaciones reales que viven a diario niños de todo el mundo, para una exposición que se inauguró el 5 de abril en el Museo José Luis Cuevas. “Es una especie de protesta, porque hay escenas de niños en situación de calle, drogándose, o de niños de países que viven guerras y conflictos violentos; pero por otro lado también hay niños que juegan, estudian o practican algún deporte. La intención de crear esta obra es que durante el mes de abril reflexionemos acerca de las distintas situaciones que viven los niños en el mundo”.

Trayectoria artística

La artista cuenta con 42 exposiciones Individuales, destacando las realizadas en Líbano, anteriormente mencionadas, la Itinerante en Orlando, Sarasota y Osceola, por invitación del Consulado de Orlando en Florida, E.U.A.  Ha participado en 150 exposiciones colectivas, tanto en la

República Mexicana como en lugares como Arona, Italia; Sao Paulo, Brasil; Tel-Aviv, Israel; Bordeaux, Francia; Niza, Mónaco; Alaska y Tennessee, E.U.A., entre otros. También ha sido seleccionada en las Bienales Internacionales de Beijing, China, San Petersburgo, Rusia, Valencia, España y Viña del Mar en Chile. Su obra forma parte de importantes colecciones en Instituciones y Museos.

Para concluir, nuestra vecina nos dijo que ella y su familia han vivido en Ciudad Satélite desde hace 40 años y que es un lugar privilegiado y relativamente tranquilo para vivir. Además nos contó que la llenó de orgullo que el gobierno local la reconociera como Celebridad Naucalpense y colocara una placa con su nombre en el Paseo Luis Barragán.

* Nota: La obra con la que abre este artículo se titula: "Roma".