Google evita multa

El mayor buscador del mundo ha propuesto un acuerdo tras un ultimátum de parte de los reguladores de la UE, que investigan sus prácticas comerciales, en una jugada que podría ayudar al gigante de internet a evitar una multa elevada.


El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, marcó el principio de este mes como la fecha tope para que Google resolviera sus problemas con más de una docena de rivales, entre ellos Microsoft. De lo contrario, se enfrentaría a cargos formales.

"Hemos realizado una propuesta sobre las cuatro áreas que la Comisión Europea describió como potenciales problemas. Seguimos trabajando de forma cooperativa con la Comisión", anunció a principios de julio el portavoz de Google, Al Verney, en un comunicado; aunque rechazó ofrecer más detalles.

Almunia identificó en mayo cuatro áreas problemáticas relacionadas con las prácticas comerciales de Google tras una investigación de 18 meses.

Dijo que Google podría haber favorecido a sus propios servicios de búsqueda por encima de los de sus competidores, y que podría haber copiado críticas de viajes y de restaurantes de páginas rivales sin su permiso.

También dijo que los acuerdos de la empresa sobre los anuncios en páginas web podrían haber bloqueado a los rivales, mientras que sus restricciones contractuales podrían impedir a los anunciantes que trasladasen sus campañas online a los servicios de búsqueda de la competencia.

Representantes de la coalición FairSearch (entre cuyos miembros se incluyen agencias de viaje online y los denunciantes de Google Expedia y TripAdvisor) afirmaron que esperaban que las propuestas de Google terminen con su comportamiento anticompetitivo.