Caminando por las galaxias...

Por Sebastián Musso / ¿Alguna vez te preguntaste qué tan lejos están las galaxias entre sí? Cuando alguien nos comenta este dato suele usar siempre una medida común en el Universo que es el año luz.


Esta unidad de medida no es una escala de tiempo, como su nombre podría sugerir, sino de distancia, como el metro o el kilómetro pero mucho, mucho más grande. Es la distancia que recorre la luz, que es lo más rápido de todo el Universo, en un año terrestre.

Mientras nosotros damos una vuelta alrededor del Sol, la luz, que viaja a nada más ni nada menos que 300.000 kilómetros por segundo, cubriría más o menos unos 9 billones de kilómetros.

Pero, vuelvo a la pregunta, ¿alguna vez te preguntaste qué tan lejos están las galaxias entre sí? Bueno, trataremos de achicar un poco estos números tan grandes y vamos a apretar tanto a las galaxias que nos queden lo suficientemente pequeñas como para entrar en nuestra ciudad. 100.000 años luz serán para nosotros 100 metros.

Nuestra galaxia, la Vía Láctea, forma parte de un grupo de galaxias que llamamos Grupo Local. Es la segunda galaxia más grande del sistema, después de Andrómeda. El tamaño de la Vía Láctea es de 100.000 años luz de diámetro, con un disco de brazos en espiral como si fuera un remolino gigante con brazos que salen todos de un núcleo como una pelota achatada que está en el centro. Este disco tendrá para nosotros 100 metros de diámetro y, como es redondo, va a ocupar toda una manzana, por ejemplo, la de nuestra casa. El grosor de sus brazos, según nuestra escala, es de 70 centímetros.

Es importante saber que el Sol se encuentra casi en uno de los bordes de esta galaxia, en nuestra escala, a 30 metros del centro; y saber también que todo el Sistema Solar tendrá en este “universo encogido” ¡apenas 2 milímetros de diámetro!

Desde aquí emprenderemos un camino hacia otras galaxias. Normalmente estamos acostumbrados a aceptar que la Tierra tiene un satélite natural: la Luna. Lo que parece demasiado es enterarnos que hay galaxias completas que giran alrededor de otras.

Nuestra Vía Láctea tiene dos galaxias satélites: la Gran Nube de Magallanes, a 170 metros de nuestra galaxia, y la Pequeña Nube de Magallanes, de solo 20 metros de grande y a dos cuadras de nosotros.

¡Por fin llegamos a la Gran Espiral de Andrómeda! Sí, como la nuestra, pero todavía más grande. Ésta ocupa unos 120 metros y tendremos que caminar 23 cuadras para visitarla. Vale la pena, un grupo de 400.000 millones de estrellas se puede ver también desde la Tierra a simple vista.

Todavía no nos hemos alejado mucho de nuestro vecindario, para ir a otras galaxias que no fueran de nuestro grupo tendríamos que viajar hasta 5.000 kilómetros para lo que nuestro jueguito más que hacerlo caminando requeriría de un avión. ¡Hasta el próximo viaje!