Lesiones, impacto mental

Para lograr metas es necesario trabajar desde la motivación hasta la implicación y el compromiso con los propios objetivos pero, ¿qué sucede con estos elementos después de una lesión?

En días pasados Rory McIlroy, el golfista número tres del mundo vino a la ciudad de México y jugó por primera vez después de una lesión de costillas que lo dejó fuera durante el arranque de la temporada. ¿Imaginas lo que pasó por su mente cuando se lesionó?, evidentemente los deportistas de su nivel no se dan el lujo de rumiar la situación con su “Golum interno”, se ponen a trabajar. McIlroy declaró no saber cómo respondería su cuerpo ante la presión y se manifestó contento por estar arriba de las expectativas. Sé que suena fácil y que a veces las lesiones cobran temporadas enteras, sin embargo es una elección propia desde dónde estás dispuesto a vivir esa lesión porque aun así hay mucho trabajo por hacer. No te percibas derrotado ni desde la pasividad, no te confundas, ahora el trabajo será igualmente duro solo que diferente. Empieza por definir objetivos, solo que esta vez serán distintos, pregúntate qué está en tus manos hacer en la parte física y cómo lo harás, ¿cómo enfrentarás el estrés y el desánimo?, ¿cómo entrenar tu mente?, (relajación, visualización, afirmaciones positivas y lecturas). Analiza tus recursos y lo que está a tu alcance y depende de ti. Una vez que empiezas a trabajar, esos tres elementos de los que hablé al inicio se volverán a alinear.

 

FORM_HEADER


FORM_CAPTCHA
FORM_CAPTCHA_REFRESH