El arte de combinar vino y comida

Maridaje es el arte de combinar los alimentos con los vinos. El tipo de alimentos con que se puede combinar un vino es indispensable para tener armonía, entre los sabores de la bebida y el de los platillos. También la textura y el aroma de los platillos tienen que ver con la decisión de cuál vino elegir para acompañar a los alimentos.


Recientemente tuvimos la oportunidad de asistir a La Bocha, donde Claudia Juárez, sommelier de la vinícola Concha y Toro, nos platicó un poco sobre los cinco tipos de maridaje que existen:

  • Ortodoxo. Es aquel que dicta que con carne roja, se sirven vinos rojos y con carne blanca, vinos blancos.
  • Seguimiento. Donde las cualidades aromáticas del vino se encuentran en el platillo lo que proporciona equilibrio entre ambos.
  • Contraste. La intensidad de los sabores del vino y de los platillos es distinta.
  • Color. El platillo tiene los mismos colores que el vino.
  • Natural. El platillo lleva el mismo tipo de vino con el que va a ser maridado.

Y, como la teoría nunca es suficiente, nos dimos a la tarea de comprobar cómo es que se pueden realizar estos maridajes con algunos de los platillos que ofrece el restaurante.

Como entrada la sommelier eligió un Carpaccio de atún que se maridó con un Shiraz Rose. Este vino combina a la perfección con platillos ligeros, por su acidez e intenso cuerpo.

Posteriormente probamos una pizza de higos caramelizados, prosciutto y burata, para lo cual la sommelier nos sugirió un Pinot Noir que contrasta el agridulce del platillo, ya que éste es un vino generoso en aromas y sabores brindando el equilibrio perfecto.

El plato fuerte servido en este restaurante argentino fueron unas Costillas de Res al Malbec y, para comprobar el efecto del maridaje natural, lo degustamos con un Malbec de la casa chilena Casillero del Diablo, un vino robusto y muy elegante.

Finalmente, disfrutamos un delicioso postre, flor de tango —mousse de chocolate con merengue de Oreo— el cual acompañamos con un reserva privada de la misma casa chilena, un assemblage de uvas Cavernet Sauvignon y Syrah que ayudó a potenciar el sabor del chocolate.

No obstante, el gusto se rompe en géneros, y es por ello que la sommelier nos invitó a crear nuestros propios maridajes, tomando en cuenta que una excelente combinación es aquella que logra destacar las cualidades, tanto del platillo como las del vino en aromas y en sabores.

¿No te encantaría probar?

 

FORM_HEADER


FORM_CAPTCHA
FORM_CAPTCHA_REFRESH