Cuna de buen vino

Parras, Pueblo Mágico nombrado el “oasis de Coahuila”, es la cuna de Rivero González, una empresa familiar dedicada a la producción de vinos y productos gourmet que fusionan historia, tradición, cultura, sabor y unión familiar.


Esta casa vinícola nació en 1998 y a sus 15 años de operaciones está logrando abrirse camino dentro del mercado con sus vinos blancos, tintos y rosados. La familia Rivero González decidió iniciarse en la producción de vino precisamente en Parras por el gran amor que Juan Antonio Rivero Larrea le tiene a esta ciudad, por lo que la familia decidió que era el mejor lugar para producir vinos de mesa de calidad.

“Me llena de orgullo ver que nuestra empresa, así como las vides, va creciendo poco a poco. El valle de Parras fue el lugar del continente americano donde se elaboró el primer vino, y ese legado es el que puede saborearse en las dos líneas que creamos y compartimos con la gente tanto de México como del extranjero”, comenta María Rivero, directora comercial de la empresa.

Recientemente, inauguraron una tienda en Polanco, con la característica de que está diseñada para que los visitantes conozcan a detalle los vinos de las dos líneas que fabrican. Cuenta con un área lúdica destinada a oler y comparar distintos sabores, e incluye una oferta de vinos artesanales a granel elaborados por la misma bodega. Se trata de una pequeña producción, elaborada en una parte de los viñedos diseñada para la experimentación con diferentes cepas, como en el caso del “vino naranja”, resultado de una elaboración oxidativa con periodos largos de maceración junto a las pieles.

El enólogo José Sánchez- Gavito comentó que contar con estos vinos es parte de una búsqueda para que “la tierra se exprese al máximo en sus vinos, de manera que estos necesiten la menor intervención posible. Parte del objetivo de experimentar con diferentes cepas se orienta a determinar cuáles se adaptan mejor a los suelos y climas de los viñedos.”

La tienda está ambientada para que los visitantes conozcan a detalle los vinos de las dos líneas que fabrican: Rivero González (blanco, tinto y rosado) y Scielo (solo tintos). Además, se venderán productos elaborados en los mismos viñedos como nueces, ates mermeladas y chocolates artesanales.

 

FORM_HEADER


FORM_CAPTCHA
FORM_CAPTCHA_REFRESH