Atrévete a conocer Campeche extremo

Ya sea recorriendo manglares en kayak o lancha, buceando entre tesoros perdidos, surcando en tirolesa cenotes cristalinos o atrapando un pez, siempre hay una aventura por vivir en este hermoso y verde estado mexicano.


Campeche posee un enorme patrimonio natural base de su oferta turística de naturaleza que, de acuerdo a sus características, lo divide en cuatro grandes regiones naturales: la costa, la montaña, los ríos y la selva.

Aquí te presentamos algunas de las opciones de aventura y ecoturismo que no te puedes perder...

Paso a paso por las entrañas de la naturaleza, Campeche es un estado que permite caminar entre ecosistemas y biodiversidad sin que el paisaje se termine nunca. Algunos de los muchos lugares donde se puede practicar senderismo son: la Reserva de la Biósfera de Calakmul, un hábitat natural de más de un millón de hectáreas de extensión para un centenar de animales como el puma, el jaguar y el mono aullador. La reserva se sitúa en el sureste del estado, limitando en el Este con Quintana Roo y Belice, y con Guatemala en el sur.

También se encuentra Balam Kin, reserva natural donde conviven distintos tipos de selva que coexisten en armonía y una fauna diversa donde habitan felinos, aves, reptiles y anfibios. Está situada en el centro del estado, entre los municipios de Hopelchén y Calakmul.

Igualmente, Campeche cuenta con sitios propicios para la práctica del kayaking que te ofrece verdaderas sorpresas, con recorridos por los ríos de la zona y al contemplar los paisajes naturales más bellos e impactantes durante el trascurso de los entretenidos paseos.

El kayak es la forma perfecta para adentrarte en la belleza de los manglares y recorrer el espectáculo visual que surge a raíz de la mezcla del agua dulce (de los ríos) con la salada (de la costa).

Los Petenes, en la periferia de la Ciudad de Campeche, con sus abundantes manantiales de agua dulce brotando entre los manglares y la Reserva Ría Celestún en el norte del estado, con sus impresionantes paisajes pintados de rosa por los abundantes grupos de flamencos que habitan estos estuarios, son dos de los mejores lugares para esta práctica.

Y si “de plano” lo tuyo es el agua, las paradisíacas playas tropicales que se hallan en el estado te brindan una excelente posibilidad de disfrutar del buceo, que te permiten ver los restos de algunos barcos que en el pasado naufragaron en la zona.

Como podrás ver, Campeche es un estado dinámico que no te deja quedarte solamente como espectador. Hay que ponerse los shorts, bloqueador, ¡y salir a vivirlo!