Con inspiración francesa

Hace un año, en el corazón de la colonia Roma, se presentó una nueva propuesta de cocina francesa en una casa de la era porfiriana con una arquitectura eclética que prometía trasladarte a los mismísimos barrios parisinos.


Un año después Maison Artemisia reafirma su objetivo de ofrecer los mejores platillos de la cocina clásica francesa, sumándole a su propuesta algunas creaciones contemporáneas con un toque mexicano.

Gracias a la experiencia del chef Atzin Eduardo Santos —quien recientemente se integró a la cocina del establecimiento— ahora se pueden degustar platillos que privilegian la calidad de la materia prima. De hecho el concepto de retomar la técnica francesa con productos frescos de temporada, fue creado por GillesNordin y Luis Robledo Richards.

Entre los nuevos platillos destacan: el pulpo a la parrilla con puré de manzana asada y mezcla de raíces, frutas, verduras y flores; el huachinango con costra, con escamas tiernas y frito a la inversa, con ragú de verduras (pimientos de colores, zanahoria, cebolla, calabaza), espárragos y aire de limón; las chuletas de cordero importadas, cocinadas con mantequilla de tomillo, acompañadas de puré de berenjena al carbón, papas arrugadas y zanahorias baby, orgánicas y glaseadas con miel; el chamorro de ternera, servido con un puré de papa preparado con aceite de trufa, brote de maíz dulce, flores y salsa de pimientas; y el pork belly, con salsa de lentejas caseras con aroma de chile de árbol seco, calabazas, mini mazorca tatemada y tomate verde caramelizado.

También están los platillos emblemáticos del restaurante, entre ellos se encuentran las rillettes y el foie gras torchon; preferidos por los comensales tanto por su presentación, como por su intenso sabor y textura.

El éxito y la permanencia del restaurante es la combinación entre la propuesta gastronómica y la atención personalizada haciendo que la experiencia del comensal sea inigualable.