¿Soy importante para mi hijo?

¿Qué tan importante soy para mis hijos?, ¿se dan cuenta cuando no estoy presente?, ¿les afectará si los dejo bajo el cuidado de otras personas?, es tan pequeño…

Si eres madre, en algún momento estas preguntas cruzarán tu mente. La respuesta es ¡sí!, la persona más importante en la vida de un niño es la mamá. Un niño no puede vivir sin ella y en caso de sobrevivir su ausencia o falta de interés, crecerá afectado tremendamente.

¿Por qué?, la personalidad de los niños, su confianza en si mismo, su perspectiva del mundo, su capacidad de confiar en otros, de socializar y de aprender dependerán de lo que pase entre ellos y mamá en los primeros años de su vida.

Algunas mamás dirán: “¿qué necesita de mí?, ¡no soy perfecta!”, y ningún ser humano lo es, lo importante es que le proporciones a tu hijo un sentido de seguridad, necesita saber que siempre estarás a su lado, sentir tus abrazos y tu mirada de cariño, así le dices: “eres importante para mi, eres valioso y te quiero un montón.” Su auto imagen dependerá de tu opinión sobre él. Si piensas: “ya le dije que le quiero, sabe que es inteligente y estoy orgullosa” no importa, dilo a diario y muchas veces, necesita escucharte presumirle con tus amigas, necesita sentir que confías en él ya sea el primer día de clases o cuando comienza a jugar con otros niños. Él necesita tus besos, tu caricias, tu aprobación y que lo aceptes tal y como es.

Nadie es perfecto, tampoco los niños, si expresas tu amor y confianza, entonces tus hijos tendrán una auto imagen y personalidad sana toda su vida.