México, la mala educación

Como bien dice Mariana Terreros, ‘la educación es la mejor herramienta que podemos utilizar para lograr el desarrollo económico e industrial’ y ciertamente así funciona la ecuación educación de calidad – desarrollo nacional, desafortunadamente, ni las instituciones educativas (todas), ni el pueblo mexica (todos), ni el propio sistema gubernamental (enterito) hemos comprendido esto.

Por un lado tenemos un gobierno que comprende y practica la desinformación como herramienta de control por medio de la ignorancia, por el otro están las instituciones educativas y encargadas de la educación que, faltas de compromiso con la nación que les permite crecer desmedidamente, hoy se asemejan más a una oficina de usuras burocráticas que a los establecimientos formativos que presumen ser y finalmente nosotros, ese pueblo completamente desligado de la buena educación, de donde provienen los padres de familia que ya no exigen una educación integral y formativa, de algún modo, permitimos que se diera paso a la competitividad por encima de los valores y poco a poco nos fuimos convirtiendo, generación tras generación, en la mexicanada de hoy, esa que no cede el paso en los cruces, esa que dejó de quejarse de los abusos hace demasiado tiempo, esa que pasó de ser ‘agachona’ y temerosa a esta, la actual, que vive más preocupada por sus posesiones personales que por que verdaderamente importa y que, nos guste o no, lo entendamos o no, es el pilar de toda sociedad y toda patria, la buena educación. 

 

FORM_HEADER


FORM_CAPTCHA
FORM_CAPTCHA_REFRESH