El mundo secreto de los árboles

Se dice que para amar algo debemos conocerlo y esta breve reseña sobre una obra genial pretende ser la invitación para recuperar el conocimiento sobre los árboles, que alguna vez fue nuestro. La experiencia de Peter Wohlleben, como agente forestal compartida en su libro “La Vida Secreta de los Árboles” (2015) logró en el Eifeldorf (Alemania), modificar las políticas de explotación de la compañía Hümmel, basándose en el argumento de que un bosque más feliz es un bosque más productivo y en consecuencia generador de mayores recursos. Todo ello tuvo como fundamento más de 20 años de experiencia a la que el propio Wohlleben describe de la siguiente manera: “no dejaré nunca de aprender de ellos, ya que lo que he descubierto bajo el techo de hojas es algo que no hubiera imaginado ni en sueños”. El comportamiento de los árboles hace de los bosques una especie de superorganismo o comunidad en el que cada individuo desempeña un papel fundamental. Los árboles comparten nutrientes e información a través de una serie de impulsos eléctricos transmitidos por sus raíces que se extienden a más del doble del tamaño de su copa, del mismo modo en que lo hace nuestro sistema nervioso central. Ellos reconocen la necesidad de colaborar entre sí e incluso pueden expresarse mediante un lenguaje elaborado a partir de sustancias odoríferas, este lenguaje permite la comunicación con otros árboles y con diversas especies. La máxima que arroja este trabajo señala: “un árbol sólo puede ser tan bueno como el bosque que lo rodea”. Es indispensable nuestro compromiso con la conservación de las zonas boscosas, tómalo en cuenta y antes de elegir dónde vivir, protege los árboles de tu entorno.