Momento de celebrar

Mi mejor deseo para ti es que puedas sentirte afortunado y agradecido porque si hoy me concedes la oportunidad de estar entre tus manos distrayendo tu atención es porque seguramente tienes mucho porqué agradecer.
Principalmente porque tienes la oportunidad de decidir volver a comenzar todo, una vez más. Porque hoy, tú puedes dar nombre y forma a tu historia. Me gustaría recordarte que eres el verdadero héroe o heroína de esta aventura porque sólo tú la haces posible y tal vez no te habías dado cuenta, pero lo has hecho muy bien.
Goza de esta oportunidad, olvídate de querer quedar bien, nunca más renuncies a ti. Disfruta de estas fechas porque como cada etapa tienen el único propósito de que decidas qué hacer de ellas, tú puedes convertirlas en un gran acontecimiento, nunca olvides que te lo mereces, puedes empezar ahora mismo. Abre tus brazos y permítete recibir el infinito cúmulo de “regalos” que han sido dispuestos para ti cada día. Los regalos en hermosos envoltorios que adornan los escaparates son sólo un recordatorio de los invaluables presentes con los que puedes colmar cada uno de tus instantes. Que así sea para ti es mi mayor anhelo.

¡FELICES FIESTAS!