Permitir y disfrutar que tus hijos crezcan

Los retos que presenta la sociedad contemporánea han creado en la mayoría de los padres una distorsionada idea de “proteger” a sus hijos, de tal forma, que es prácticamente una necesidad prolongar la niñez o evitar que crezcan para poder seguir teniéndolos bajo resguardo.

Hoy en día, diversos estudios revelan que esta situación infantiliza a los jóvenes impidiendo su apropiado desarrollo. No solamente no les ayudamos a madurar, sino incluso nos horrorizamos ante la idea de que “nuestro pequeño angelito” se convierta en un hombre o una mujer.

La Universidad de Harvard y el Dr. Robert Epstein han desarrollado un importante proyecto con el que se pretende fomentar el adecuado desarrollo del adolescente, esta etapa extraordinaria en la que pasamos de la infancia a la madurez. La propuesta se basa principalmente en las siguientes pautas:

-Empodere a su adolescente recordándole que es competente, no lo etiquete.

-No lo infantilice.

-Aumente el contacto de su hijo con adultos responsables y exitosos.

-Ayúdele y permítale asumir responsabilidades reales.

-Rete su inteligencia y fomente sus fortalezas.

-Recuerde que los jóvenes deben ser juzgados por sus acciones, no por su edad.

-Oriéntelo e impúlselo para conseguir un trabajo.